Son muchas las incógnitas de cara al nuevo año. ¿Se mantendrá la apuesta por la tecnología de voz? ¿Se frenará el boom del blockchain? Stephen Taylor, SVP, Managing Director de Sojern, repasa en la revista Tecnohotel, las tendencias tecnológicas más relevantes para el sector turístico.

1. Los chatbots tendrán un papel importante

Los Chatbots y mensajería instantánea tendrán un papel muy importante como herramientas de distribución de marketing. La popularidad de plataformas de mensajería como WhatsApp, hará que se desarrollen chatbots más potentes que permitan reservar viajes u hoteles.

Apple, Android o Facebook ya están trabajando en ello. Las transacciones comerciales con un chatbot del hotel o de la compañía aérea que sea estarán a la orden del día en los móviles 5G que vienen. A las marcas les costará adaptarse, pero seguro que muy pronto empiezan a experimentar. Pues los consumidores mandan.

5. Agencias de viaje online

Las OTAs (agencias de viaje online) centrarán su estrategia en el lema ‘un destino para todas las compras’, si bien esto no atraerá especialmente a los viajeros. Expedia y Booking.com están intentando ampliar su negocio hacia el mundo de las experiencias, vendiendo casi de todo lo que puede necesitar o desear un viajero.

Sin embargo, en 2019, el acceso a herramientas tecnológicas de marketing digital va a ser más universal, por lo que las propias atracciones van a poder dirigirse directamente a los consumidores y no van a necesitar de portales de terceros para hacerlo.

chatbots

4.Aceptación de los robots

En 2019, el miedo a que los robots ocupen nuestro empleo irá decayendo y aceptaremos, poco a poco, las ventajas y utilidades de la inteligencia artificial. Los consumidores se darán cuenta de que las herramientas de corrección y autocorrección, por ejemplo, ayudarán a completar oraciones de forma automática, y las encontrarán muy útiles para mejorar su escritura en un teléfono.

La nueva cara amigable de la inteligencia artificial gustará mucho al consumidor, pues percibirá que gracias a ella, muchas cosas simples, pero complejas de hacer, serán mucho más sencillas de llevar a cabo. Por ejemplo, la IA ganará mucho peso en la extracción de datos en los registros de mantenimiento de aviones antiguos para mejorar así la capacidad de un mecánico para diagnosticar y reparar los nuevos.

6. Asistentes de voz

Los asistentes de voz seguirán siendo una novedad importante, si bien no tendrán un impacto significativo en el sector travel. “Sí, son muy divertidos para controlar la música y apagar las luces antes de ir a dormir, pero creo que no irán mucho más allá”, explica Afirma el MD de Sojern.

De hecho, afirma que las interfaces de usuarios basadas en voz nunca alcanzarán ni una parte de la oferta comercial que hoy suponen los teclados o los ratones. “Podría equivocarme, pero en 2019, los asistentes de voz estarán muy lejos de funcionar como una herramienta comercial viable para reservar viajes. ¿No se reservan la mayoría de los viajes desde el trabajo, en secreto y en silencio, desde el móvil o el ordenador?”, se pregunta.

3. ¿Qué pasará con el blockchain?

“Hemos vivido esto una y otra vez”, afirma Taylor. Primero, se inventa una tecnología al margen de la investigación informática y que aporta grandes beneficios. Después, la tecnología madura hasta el punto que atrae a los primeros interesados, que la evangelizan como la solución a un sinfín de problemas. Por último, hay una desilusión enorme al darnos cuenta de que no se van a cumplir las expectativas que se habían puesto en ella.

Esto se traduce en que el blockchain puede tener beneficios genuinos, pero solo si nos centramos más en las necesidades del usuario final y menos en la tecnología. En resumen, “no tengo dudas de que habrá un sinfín de artículos sobre el impacto del blockchain en el sector viajes durante el próximo año, pero, ¿se dirá algo nuevo que cambiará las reglas del juego? Yo predigo que no“, vaticina el MD de Sojern.

owlting ota blockchain

2. Publicidad de vídeo programática

La irrupción de nuevas tecnologías, la adopción de estas por parte de los consumidores y las herramientas de creación de bajo coste pondrán a la publicidad programática en vídeo en el plan de medios de todas las compañías del sector.

Gracias a este tipo de publicidad, el anunciante compra audiencias y no espacios. Basada en el Big Data, ayuda a segmentar a las audiencias. De este modo, la publicidad programática ofrece publicidad y contenidos a un público específico.

YouTube ya la está probando desde hace tiempo. Netflix hace lo propio pero con contenidos de su propia plataforma, para informar de sus nuevos contenidos. Y, sin duda, será esta plataforma quien empiece a monetizar anuncios en programáticos vídeo, pues su deuda asciende ya a 20.000 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here