Para la mayoría de las empresas, el valor de blockchain es aún una herramienta potencial más que real. Pero los obstáculos para la adopción de esta tecnología están cayendo, lo que ayuda a resolver problemas clave.

La aplicación del blockchain es cada vez más frecuente en diferentes sectores, en el camino hacia la trasferencia segura de datos. En el caso de la atención al cliente, esta herramienta tecnológica permite “centralizar la información sobre el cliente sin poner en peligro los datos y la privacidad del mismo”, afirma la agencia Madison, “y sin riesgo de que un ataque mal intencionado, una avería a gran escala o una catástrofe natural borre los mismos, ya que se encuentran están localizados en ubicaciones diversas”.

Un reciente informe de Deloitte afirma además que algunas empresas e iniciativas ya utilizan el blockchain con éxito, y vislumbra que esta tecnología evolucionará de manera exponencial, tal como se observa en ejemplos de empresas como IBM, que creó una plataforma blockchain que generó 3500 transacciones en sólo un segundo. Otras, como Amazon, Microsoft, Google, Oracle,, ya ofrecen servicios en la nube con tecnología blockchain.

Áreas de mejora
Por eso, Deloitte ha identificado cinco áreas de mejora que podrían impulsar una adopción más amplia de blockchain. Tres de estos vectores (aumento de la velocidad de transacción, estándares e interoperabilidad, y facilidad de implementación) mejoran la factibilidad técnica. Los otros dos, los avances regulatorios y la expansión de consorcios, ayudan a ampliar la aplicabilidad de la tecnología a un mayor número de casos de uso e industrias.

  • Aumento de la velocidad de transacción. Se cree que esta tecnología es lenta. Por ejemplo, sólo se pueden realizar hasta siete transacciones de Bitcoin por segundo. Los desarrolladores necesitarán perfeccionar plataformas y optimizar su eficiencia.
  • Avances regulatorios. Muchos empresarios no adoptan esta tecnología ya que no está completamente regulada. El hecho de que se realicen transacciones en estas plataformas puede atemorizar a muchas compañías, sin embargo, países como Estados Unidos, ya legislaron algunos usos de esta tecnología.
  • Expansión de los consorcios. Los consorcios de blockchain son grupos de empresas que colaboran para promover objetivos compartidos; es decir, trabajan en conjunto para definir estándares, infraestructura y aplicaciones. La buena noticia es que el número de consorcios de blockchain activos en todas las industrias aumentó de 28 en el 2017 a más de 60 en el 2018.
  • Facilidad de implementación. Se tiene la percepción que las soluciones de blockchain son costosas y su implementación es complicada. Al respecto, gigantes de la tecnología como Amazon, Google y Microsoft deberán desarrollar y sumar servicios prácticos y sencillos de cadena de bloques a su oferta.
  • Establecer estándares e interoperabilidad. Según Deloitte, el repositorio de código GitHub tiene más de 6,500 proyectos de blockchain activos, pero estos utilizan diversas plataformas con múltiples lenguajes de codificación, protocolos, mecanismos de consenso y medidas de privacidad. Habrá que estandarizar esta tecnología para que sea fácil adoptarla y desarrollar mejoras sobre la misma.

“Es comprensible por qué, a pesar de los experimentos prometedores, los ejecutivos se pregunten cuándo, e incluso si, la cadena de bloques estará lista para la adopción masiva. Pero el progreso de estos vectores está acercando cada día la tecnología a su momento más álgido” explica Deloitte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here