Inteligencia-Artificial

Sage, empresa dedicada al desarrollo de software para la gestión empresarial, analiza los retos, soluciones y campo de actuación de esta tecnología durante los próximos meses.

Lo que hemos visto hasta ahora sobre Inteligencia Artificial es solo el principio de todo lo que esta tecnología puede hacer tanto por las empresas como por las personas en su vida cotidiana”, afirma Kriti Sharma, vicepresidenta de Bots e Inteligencia Artificial de Sage.

Teniendo en cuenta esta progresión, Sage lanza cuatro predicciones sobre el camino que tomará la Inteligencia Artificial en 2018.

1. La Inteligencia Artificial de apariencia humana se desvanecerá lentamente.

La IA comenzará a dejar de lado el desarrollo de tecnologías basadas en estructuras físicamente humanas. Como se vio con Sophia, el robot saudí, intentar humanizar al máximo la IA puede perjudicar el progreso real. En consecuencia, los desarrolladores orientarán la construcción de terminales basándose en algoritmos que respondan, tomen decisiones e interactúen, eso sí, de una forma humana. Además, se presenciará un cambio a medida que se integre cada vez más en las plataformas y tecnologías que las personas utilicen para ubicar registros públicos, evaluar experiencias de cliente o administrar sus finanzas.

2. Priorización de los grandes problemas del mundo.

La IA virará hacia la resolución de los grandes problemas del mundo. Hasta ahora, la mayoría de aplicaciones empresariales y de consumo tienen como objetivo resolver pequeños contratiempos, pero el gran reto es que aborde las grandes dificultades a los que se enfrenta el mundo de hoy. Las tecnologías actuales ya tienen potencial para atajar temas como la gestión de trabajo o el  cambio climático y a lo largo de 2018, las empresas de todos los sectores comenzarán a implementar esta inteligencia para resolver problemas más significativos y complicados.

3. El capital humano complementado con Inteligencia Artificial traerá consigo resultados óptimos.

Con demasiada frecuencia se hacen públicos informes que tratan sobre el impacto de la IA en el mercado de trabajo y que provocan una situación de pánico innecesaria. A nivel global, se teme el efecto que sus avances puedan tener en las futuras oportunidades de empleo, atracción de talento y entornos de trabajo. Aunque algunos serán reemplazados irremediablemente, la mayoría de ellos evolucionará para incorporar y coexistir con la IA, optimizando su potencial y maximizando los beneficios de las empresas. El resultado es que, en los próximos meses, las compañías comenzarán a establecer programas de formación para que sus empleados menos especializados sepan cómo utilizar de forma efectiva esta tecnología.

4. Mayores índices de adopción de esta tecnología a nivel consumidor.

Uno de los objetivos del sector para 2018 es conseguir que los consumidores se sientan cómodos utilizando los productos y servicios basados en IA. Se trata de promover al máximo su adopción, para lo que se utilizará una comunicación sencilla y comprensible que genere confianza en los consumidores de a pie.

Durante este año, la Inteligencia Artificial continuará evolucionando y logrará grandes avances. Más personas se familiarizarán con los matices y complejidades de esta tecnología y sus aplicaciones continuarán aumentando y expandiéndose a nuevos sectores. Externamente, se  presionará para que asuma la responsabilidad de aumentar su transparencia y rendición de cuentas. Asimismo, multitud de compañías y asociaciones de los sectores privado, público y académico, se formarán y verán crecer su conocimiento sobre Inteligencia Artificial”, concluye Sharma.

Imágenes del artículo: Shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here