El Big Data y su uso responsable para llegar al usuario fue uno de los temas protagonistas durante la segunda jornada de BBVA Open Summit, donde se recordó que la confianza de los clientes se convierte en la clave para tener éxito en el terreno digital.

Los expertos y analistas reunidos en la segunda jornada de BBVA Open Summit 2018 trataron estos temas con un punto de partida en común: la evolución de empresas y organizaciones hacia la toma de decisiones basadas en los datos –con la ayuda la inteligencia artificial (IA)–, es imparable y positiva. Pero a su vez plantea nuevos retos a los que hacer frente.

“Los datos serán la materia prima de una economía basada en la IA. Pero un puñado de empresas tiene una posición de dominio sobre los datos, así que podría ser que solo estas pocas empresas creen valor con la IA. Podemos llegar a una situación de oligopolio”, alertaba Mat Travizano, emprendedor de origen argentino que participa en dos empresas especializadas en el uso digital de los datos –Wibson y GranData. Travizano ponía así el acento en el riesgo de que la competición empresarial quede desnivelada en favor de los gigantes tecnológicos, como Amazon, Google o Facebook.

Una preocupación que también destacaba Javier Creus, fundador de la consultora de innovación Ideas for Change: “Las empresas establecidas tienen unos 60 puntos en los que captar datos sobre sus clientes; los nuevos gigantes tienen cientos o miles”. Derek White, responsable global de Client Solutions en BBVA, era aún más específico: “En un año, el cliente de un banco va diez veces a la sucursal, y contacta ‘online’ 300 veces. En ese mismo periodo, el usuario de Facebook se conecta 3.000 veces, y el de WeChat (plataforma desarrollada por la empresa china Tencent que tiene más de 1.000 millones de usuarios), entre 5.000 y 6.000”, según recoge BBVA.

White subrayó que el reto está en hacer que estas interacciones sean cada vez más inteligentes de modo que puedan convertirse en servicios más relevantes para los clientes. Para avanzar en esta dirección, el ejecutivo destacó la importancia de que todos los servicios bancarios puedan a llegar a estar a disposición del cliente ‘online’ en modelo autoservicio (DIY) con el objetivo, en el largo plazo, de llegar a ofrecer cuentas bancarias autónomas que puedan tomar decisiones de forma proactiva para beneficiar al usuario. Para White, la clave en este sentido será “ganarse la confianza de los clientes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here