ShutterStock

Keyland, empresa participada por Vector ITC Group, ha presentado el estudio “Coeficiente de implantación actual y tendencias de futuro de la industria 4.0 en España”, donde se revela el estado de las empresas y organizaciones españolas en lo que se refiere a la transformación digital.

Mediante este estudio, realizado principalmente a directores y mandos intermedios del sector industrial, Keyland tiene varios objetivos: dar a conocer la situación real del grado de implantación de las herramientas tecnológicas; sensibilizar sobre las ventajas de estas mejoras en distintos procesos; evaluar las previsiones y prioridades de implantación futura y facilitar esta información al sector industrial, para colaborar en su formación y sensibilización.

Según se desprende del análisis, el sector industrial que encabeza la evolución hacía el mundo digital es el de la Automoción, con una historia y filosofía de trabajo muy ligada a la eficiencia y calidad de procesos, a la robótica y a los sistemas ciberfísicos,  y con una importante necesidad en la flexibilidad de la fabricación.

“El coeficiente de implantación en España es bajo, similar al europeo, pero genera una menor proyección o tendencia de crecimiento, creemos que principalmente porque presenta un cambio importante en los procesos y la automatización industrial”, comenta Jorge Pereira, director general de Keyland.

Atendiendo a las herramientas tecnológicas que se utilizan en los distintos sectores, el informe señala que la gran mayoría de las organizaciones tienen las máquinas y los equipos informatizados y conectados con los sistemas y procesos (6,7 de coeficiente sobre 10), tan solo un 10% está en un nivel 1, y por tanto no dispone de ninguna informatización en planta.

 

La investigación también revela las principales carencias de la industria en materia TI. En este sentido, la implantación de soluciones de realidad virtual y aumentada carece de protagonismo en la mayoría de los sectores (3,2 sobre 10), apenas un 7% ha realizado alguna iniciativa de RA o RV.

Una de las herramientas que mejor ha calado en el sector industrial español es el cloud. La mitad de los encuestados la han aplicado en sus organizaciones. El primer paso suele ser la utilización de servicios de carácter general en nubes privadas, o el email, para más tarde dar paso al ámbito de las aplicaciones, como el CRM, EDI, y otras, desde las menos críticas o menos conectadas, hasta por último, las que requieren conexión con los sistemas internos de la empresa.

“España se enfrenta a un riesgo de pérdida de competitividad dentro de 4 ó 5 años, ya que aunque las previsiones a corto y medio plazo de implantación son altas en algunas de las iniciativas, es necesario desarrollar profesionales cualificados y cultura corporativa para abordar muchas de ellas”, concluye Pereira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here