“El Big Data salva vidas” señalaron los ponentes de la jornada “Big Data y Analytics en el sector de la salud” organizada por Executive Forum.

El Big Data promete revolucionar el sector sanitario, y no es para menos puesto que recientes estudios estiman que el cuerpo humano llega a producir más de 100 billones de gigabytes de información. Así, es de vital importancia el uso de esta tecnología para que, además de agrupar datos y estadísticas, aporte inteligencia con un objetivo común: investigar, prevenir, erradicar patologías y mejorar el servicio de atención al paciente.

En la tercera edición de la “Jornada Big Data & Analytics en el Sector de la Salud”, organizado por Executive Forum en Madrid, se analizó el impacto y la implementación de los sistemas de Big Data en la sanidad y sus perspectivas de futuro en los próximos años por expertos de IBM, Sanitas, Ilunion y el Instituto de Ingeniería del Conocimiento.

Los datos nos permitirán mejorar la experiencia del paciente

Una de las prioridades que acusa la inversión e implementación de esta tecnología es la mejora de la experiencia del paciente a la hora de contactar para pedir cita. El subdirector IT de Ilunion, Elías Ramírez de la Piscina, apuntó que una lectura más eficiente de los datos conseguirá, entre otras cosas, “prever la concentración de citas médicas para llevar a cabo un mayor servicio con el paciente, identificar patologías médicas en función de criterios como la ubicación, la edad o el sexo y mejorar la cobertura médica en función de las solicitudes”.

En opinión de Juan José Casado, ejecutivo de Big Data y Analytics en Sanitas“el mayor reto al que nos enfrentamos es al del procesamiento del lenguaje natural. Esto significa que debemos ser capaces de implementar tecnologías de lenguaje para extraer de cada historia los síntomas, tratamientos, tiempos manejados o patrones de comportamiento para conseguir así generar nuevo conocimiento. En definitiva, ser capaces de predecir las enfermedades y personalizar el tratamiento de los pacientes”.

Asimismo, para la directora de innovación del Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC), Julia Díaz García, “uno de los problemas a los que nos enfrentamos en el día a día es que los datos están organizados en reinos de taifas -diferentes repositorios-, por eso creemos que lo importante es posicionarse en la capa de ‘valor’ e ir de mano de los agentes de capas inferiores -procesamiento o hardware-“.

Julia Díaz también resaltó algo en lo que todos coincidieron. “El Big Data salva vidas”, afirmó para continuar que, si se llevan a cabo los procesos correctos, se pueden detectar con antelación los síntomas de un paciente para mejorar su vida a tiempo.

 “Una cantidad de datos imposible de asimilar por parte de los expertos médicos”

De hecho, en 2020 se prevé que la información médica se duplique cada 73 días, “una cantidad de datos imposible de asimilar por parte de los expertos médicos”, según Juan Carlos Sánchez Rosado, responsable de IBM Watson Health.

Al respecto, explicó que “es necesario utilizar tecnologías de inteligencia artificial, como Watson, cuya capacidad de procesamiento del lenguaje natural permite dar sentido a esa amplísima literatura médica. Esta tecnología de inteligencia artificial identifica datos relevantes que apoyen a los profesionales en sus hipótesis, así como ayudarles a aportar nuevas ideas y encontrar las mejores opciones para cada paciente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here