Un profesional de Osakidetza trabaja con un equipo informático.

Esto beneficiará tanto a pacientes como a personal sanitario, asegurando un intercambio y procesado seguro de los datos médicos en caso de haber viajado a otro país.

El proyecto demostrará cómo pueden cumplirse los requerimientos legales y mejores prácticas para certificar que los datos quedan convenientemente asegurados. Para ello inicialmente se contará con la participación de las autoridades médicas de la región de Lancashire, Milán y País Vasco.

SHiELD (European Security in Health Data Exchange) desvelará el valor de los datos sanitarios para los ciudadanos y las empresas europeas superando los retos de seguridad y regulación que hoy impiden que éstos sean intercambiados con aquellos que lo necesitan. Con ello será posible proporcionar una mejor atención sanitaria a los ciudadanos que se muevan a través de las fronteras europeas y facilitará el uso comercial legítimo de la información sanitaria.

Se estudiarán casos de escenarios transfronterizos en los que un ciudadano necesita atención sanitaria en un Estado miembro y los cuidadores deben tener acceso a sus datos sanitarios de otros estados. También tendrá en consideración la involucración de otros actores, cómo los proveedores comerciales de servicios cercanos a la salud o sensores wearables. SHiELD ofrecerá asimismo oportunidades para utilizar los datos de salud para crear productos y servicios que aborden el mercado común europeo.

Ibermática dará soporte tecnológico a BioCruces-Osakidetza para permitir adaptar la actual historia clínica resumida que desde Osakidetza se comparte con otras CCAA al formato EPSOS, y hacerlo dentro de un entorno ciberseguro gracias a las herramientas que se desarrollarán y probarán en SHiELD. La información a compartir es precisamente esa historia clínica resumida, compuesta por aquellos datos que se consideran necesarios para garantizar una asistencia sanitaria segura.

EPSOS es también una iniciativa europea que ha diseñado un modelo para la compartición de información, y que se usará de base para, gracias a SHiELD, dotarle de múltiples herramientas de Ciberseguridad. Estas herramientas que se desarrollarán en SHiELD velarán, entre otras cosas, por la privacidad de los datos, que sólo puedan ser accesibles a las personas con los permisos necesarios, pudiéndose monitorizar este tráfico de accesos en todo momento, etcétera. Todo ello cumpliendo las distintas leyes de protección de datos europeas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here