Pese al incremento de las inversiones en soluciones de Big Data, IOT o blockchain durante 2017, éstas aún representan un área reducida dentro de la estrategia de las compañías encuestadas por Bain & Company.

El 80% de los ejecutivos creen que necesitan hacer más para aprovechar las últimas herramientas digitales de compras, según apunta el estudio Digital Procurement: The Benefits Go Far Beyond Efficiency, elaborado por Bain & Company. Sin embargo, el concurrido mercado digital ha provocado cierta inseguridad a muchos directivos sobre cómo comenzar a beneficiarse de la digitalización de sus procesos de compras.

El estudio, elaborado a partir de una encuesta entre 243 profesionales de compras, revela que las inversiones globales en soluciones digitales de compras aumentaron de 378 millones de dólares en 2014, a 475 millones de dólares en 2017. A pesar de esto, menos del 10% de las empresas están implementando soluciones de compras basadas en tecnologías clave como el Big Data, la tecnología blockchain o el internet de las cosas. Además, un 60% de las empresas no utilizan ninguna herramienta o se basan en herramientas improvisadas de Microsoft Office para la asignación de la carga de trabajo y la gestión de la relación con los proveedores.

“La revolución digital ofrece a los jefes de compras la oportunidad de cambiar la naturaleza de sus conversaciones con los directivos de las unidades de negocio”, indica Colemann Radell, socio en la práctica de mejora del rendimiento de Bain & Company y coautor de este informe. Los equipos de compras con visión de futuro están influyendo directamente en la capacidad de las empresas para acelerar la innovación.”

Tres pasos clave

Una práctica útil para los directores de compras cuando hacen frente a la tarea de digitalizar su función, es la creación de una hoja de ruta para la organización, que reducirá los costes y posibilitará un aumento del foco de la función de compras en actividades estratégicas. En el estudio, Bain & Company detalla un proceso de tres pasos para empezar a definir una visión digital:

  1. Recopilar la información. Recopilación de la información sobre las tendencias digitales de los directivos de la compañía, de la industria y de los ejecutivos de compras. ¿Cuáles son las metas y estrategias digitales de la compañía? ¿Qué vendedores y soluciones están utilizando otras compañías?
  2. Crear una visión. Centrarse en los tres o cinco años próximos. ¿Qué procesos deben ser digitales?, ¿qué soluciones quiere implementar la compañía? Definir cómo funcionarán las compras con los líderes de las unidades de negocio y con los vendedores para acelerar la innovación y los resultados.
  3. Diseñar una hoja de ruta para llegar hasta ahí. Los directivos de compras deben definir las prioridades, incluyendo los objetivos a corto plazo, para lograr una visión digital. También deben dar prioridad a los datos limpios, un modelo de operación ágil y trabajadores con habilidades digitales a la hora de implementar nuevas soluciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here