The Valley ha presentado este viernes el informe sobre la tienda del futuro en un evento para profesionales del sector retail que ha explorado las últimas tendencias tecnológicas que existen a nivel mundial para mejorar la experiencia del cliente.

Parece ciencia ficción, pero no lo es. Pagar con una sonrisa, con la piel o incluso con las venas es ya posible en algunos puntos del planeta para facilitar la compra al cliente, según destaca el Informe Tienda del Futuro, realizado por The Valley y presentado este viernes en la jornada “Rethink Retail” en Madrid. El estudio pretende descubrir las tendencias más innovadoras e inspiradoras del sector y para ello ha analizado más de 50 empresas de todo el mundo.

“Aunque Estados Unidos, Australia o Reino Unido están creando tendencia, Asia es quizás la región que más está apostando por la incorporación de nuevas tecnologías llamadas a transformar radicalmente el sector retail. Japón, Corea, China son  los países que más están avanzando en este sentido“, explica Juan Luis Moreno, socio y Chief Innovation Officer The Valley.

Todas las empresas, desde las tradicionales hasta las grandes plataformas como Amazon, Alibaba, aseguran que se mantendrán las tiendas físicas, pero el concepto tiene que ser reformulado. Probadores inteligentes, tiendas Pop Up, pantallas interactivas, realidad inmersiva, bots, chatbots, robots, carritos de compra, realidad aumentada y tecnologías de etiquetado… Todo vale para lograr el engagement y sobre todo generar una experiencia única para el cliente y lograr la ansiada fidelización.

Experimento Millennials

En este sentido, The Valley ha presentado experimento lllevado a cabo entre un grupo de millennials para definir cuál sería su tienda ideal, que concluye que esta generación, llamada a ser el cliente del futuro busca hiperpersonalización, ser co-creador del producto y acudir a la tienda para tener una experiencia transformadora. “Los jóvenes aseguran que están dispuestos a ceder libremente sus datos, si la marca es capaz de ofrecerles una experiencia WOW, una experiencia que puedan compartir en Instagram y que haga memorable su día”, explica María Jiménez, CEO de InboldLab y facilitadora de Design Thinking y LEGO Serious Play.

Pero para ello hay otro elemento clave, el empleado. Todos los estudios apuntan a una reformulación de los puestos actuales, en el caso de las tiendas hacia un modelo mucho más enfocado al asesoramiento y al trato personal. “Se van a crear nuevos trabajos, nuevas competencias que se van a servir de la tecnología. El Big Data puede servir, por ejemplo, para que los dependientes reciban información en tiempo real sobre las preferencias del cliente”, explica Juan Luis Moreno. “Lo mismo va a ocurrir en otros sectores, como el de la atención telefónica, que pasa al concepto 24/7, con la ayuda de muchas herramientas tecnológicas”, añade.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here