La explosión de datos de los últimos años y las capacidades computacionales han hecho posible que hoy en día podamos utilizar una tecnología que nació en los años 50 como un intento de replicar el cerebro humano. La Inteligencia Artificial (IA) ha llegado para cambiar el mundo y la visión de los negocios de cualquier sector. Esta es la principal conclusión de la jornada “Cómo Implementar Inteligencia Artificial en tu negocio” celebrada en MBIT School.

En este sentido, los modelos de aprendizaje profundo o deep learning han permitido llegar a la situación de hoy en la que entre el 95% y el 99% de los sistemas están basados en IA. Para Emilio Soria, director académico de MBIT School, con un presupuesto no muy elevado, con talento y con formación es posible utilizar esta tecnología en negocios de cualquier tipo de sector. “No se trata de una moda ni de una ola sino de una tecnología que ha venido para quedarse y para ayudar a los seres humanos a tomar decisiones frente a situaciones complejas”, ha comentado.

Los sistemas de aprendizaje profundo pueden aplicarse a probadores de prendas de vestir, complementos, peluquerías, entrenamientos de equipos deportivos, predicciones de demanda en el sector hotelero, optimización del presupuesto destinado a salud o a adelantarse a las necesidades del cliente en el sector retail, entre otras muchas aplicaciones. Por ello, Soria comenta que, “los sistemas de inteligencia artificial van a servir para todo. Va a ser la nueva electricidad, como dice Andrew Ng especialista mundial en aprendizaje profundo; van a ser una revolución porque son sistemas muy baratos”.

Asimismo, las herramientas para poner un proyecto de IA en marcha son una realidad, como puede ser los servicios cognitivos u otras opciones de código abierto. “Hoy está todo disponible para arrancar un sistema que no parte de cero y que no necesita tres años para implementarlo”. El transfer learning o el aprendizaje por trasferencia permite aprovecharse de modelos complejos ya desarrollados para adaptarlos al problema que necesite cada negocio. En la actualidad, se dispone del software disponible y de los modelos, y con la formación adecuada, es posible adaptar los modelos a las necesidades de cada negocio.

Por lo tanto, para iniciarse en un proyecto de IA es necesario involucrar tanto a los responsables de negocio, que son los que van a definir la necesidad, como a los profesionales y expertos de esta tecnología, que son los que resuelven los problemas y dan respuesta a las preguntas planteadas por el negocio. Contar con colaboradores formados y con talento, y añadir sentido común, son las claves para conseguirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here