Las nuevas tecnologías están transformando nuestra realidad cotidiana a pasos agigantados, principalmente en el entorno laboral. La automatización de procesos, el avance de la inteligencia artificial y la deslocalización de los centros de trabajo han abocado a la reinvención a numerosos negocios y trabajadores, especialmente a pymes y autónomos.

A pesar de las dificultades, el mercado global todavía ofrece resquicios en los que es posible competir con las grandes empresas. Todo depende de nuestra capacidad para aprovechar las oportunidades que brinda una transformación digital en continuo auge. Por ejemplo, la hiperconectividad ha favorecido la creación de nuevos espacios de trabajo, más flexibles, en los que es más sencillo aprovechar todas las oportunidades de negocio que vayan surgiendo, sin importar el dónde, el cuándo y el cómo nos encontremos.

Cabe destacar que todos los indicadores apuntan hacia esta tendencia, una realidad en el que las fronteras entre el entorno profesional y laboral se difuminan. Según un informe de Strategy Analytics, para 2022 la fuerza de trabajo móvil crecerá hasta los 1.87 mil millones, un 42.5% de los trabajadores mundiales. Estas cifras se traducen en la consolidación de un nuevo concepto entre la sociedad: el “bleisure” la combinación de placer y trabajo.

Al respecto, esta creciente movilidad de los trabajadores y empresarios se encuentra en buena parte condicionada por las tecnologías a las que pueda tener acceso el empresario, trabajador o autónomo en cuestión. Por suerte, la inversión en dichos activos suele ser proporcional a la envergadura del negocio. Sin ir más lejos, contar con un smartphone con red móvil es más que suficiente en la mayoría de los casos, especialmente en los relativos a pequeños y medianos negocios. Una aplicación de mensajería instantánea conectada con nuestra web puede convertirse en una forma ágil de fidelización y captación de nuevos leads gracias a su inmediatez de respuesta, sin importar cuál sea nuestra ubicación en ese momento.

Asimismo, agencias de marketing digital ya están poniendo en marcha soluciones que permitan a sus clientes adaptarse a este nuevo marco de operaciones, en el que prima el “everything on demand”. La agencia de España especializada en pequeña y mediana empresa, QDQ media, en una actualización del su servicio Web Step, ha incorporado un nuevo canal de comunicación vía WhatsApp en las páginas de negocio de sus clientes, de forma que el consumidor final puede iniciar una conversación con el gerente o propietario del negocio o empresa con sólo pulsar el botón “Chat WhatsApp” en la web.

En definitiva, la principal ventaja añadida es que el seguimiento de esta atención al cliente es mucho más precisa, ya que WhatsApp permite ver la hora del envío, el tiempo en el que ha recibido y leído el mensaje el usuario, y todo lo relacionado con la actividad realizada dentro de la comunicación online.

Por lo tanto, contar con un sistema de comunicación sencillo, eficaz y en tiempo real permitirá aumentar la interacción de los pequeños negocios con su público objetivo y sumar nuevos clientes fieles a sus servicios. Es decir, se trata de una herramienta pensada para acercar la transformación digital a las pequeñas empresas de la manera más sencilla e intuitiva posible; potenciando sus ventas en un entorno de negocio cada vez más inmediato y difuso en espacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here